Sociedad Cultural Deportiva de Durango
Historia
CULTURAL DE DURANGO
CULTURAL DE DURANGO

Fundada en 1919 por un grupo de entusiastas durangueses amigos del deporte, esta entidad aglutinó a una serie de equipos de fútbol que celebraban sus partidos en Ezkurdioste, tras el viejo frontón. Eran el Anbotomendi, Ederrori, Margarita, Arrastraka, Danok Bat, Tavira……

La nueva sociedad comenzó por preparar un campo de juego. Fue el de Ertzimingogane, en Iurreta, que se inauguró en 1921 permaneciendo activo hasta 1925. Nuestro primer Club de fútbol se incorporó a la competición oficial la temporada 1922-1923 en la Serie “B”. Entonces la Federación Vizcaína estructuró la competición en tres categorías escalonadas: A ,B y C.

En 1925 inauguró un nuevo campo, éste ya en Durango, SAN FAUSTO; y para celebrar este evento se anota el primer gran éxito deportivo: Campeón Absoluto de la Serie “B”. Pronto se convierte Durango en la magnífica cantera de futbolistas que aún sigue siendo, pues al iniciarse la guerra civil ya jugaban en el Athletic Luis Zabala, Patxi Garate e Isaac Oceja. A estos había que añadir otros que lo hacían en el Zaragoza, Hércules, Arenas o Español. Nos referimos a los Municha, Sarmantón, Azurmendi, Iriondo…

Terminada la guerra se reestructuran las categorías futbolísticas y la temporada 1939-1940 nuestro primer club queda campeón de “Segunda Categoría”, pero el gran acontecimiento va a venir unos pocos años más tarde, en la temporada 1943-1944, al quedar campeón de Primera Regional y ascender a Tercera División. Esto no es decir demasiado si no se explica quienes eran los componentes de aquella “tercera”. Entre otros, el Real Zaragoza, Indauchu, Maestranza de Logroño, Real Unión, Numancia, etc.

Codeándose con estos equipos permaneció la Cultural hasta la temporada 1946-1947 en la que fue descendido a regional, no en el terreno de juego sino en los despachos, en lo que ha sido calificada como “la mayor cacicada federativa de la historia del fútbol”. Esta campaña “la Cultu” debió jugar la promoción para la permanencia en Tercera, asegurándola en el ultimo partido contra el Real Unión a quien venció en San Fausto. Como consecuencia de ello descendía el Numancia de Soria, pero las autoridades federativas consideraron que las capitales de provincia debían tener equipo de “categoría nacional” por lo que descendimos a regional a favor dicho equipo.

El 15 de setiembre de 1949 se inauguró solemnemente el actual campo de Tabira que disponía de una tribuna sin columnas. Todo un alarde de construcción para la época. El equipo devolvió la alegría a la afición la temporada 1954-1955 en la que recuperamos la categoría perdida, también después de una polémica decisión federativa en un triple empate con el Padura y Balmaceda, decisión que, afortunadamente, fue revocada después. La siguiente temporada obtuvimos el subcampeonato de Tercera lo que nos permitió jugar la promoción de ascenso a Segunda contra equipos como el Burgos, Salamanca, Turista de Vigo, Cultural Leonesa, etc.

Mantuvimos la categoría hasta la temporada 1960-1961 en que descendimos a Primera Regional, categoría de la que fuimos campeones la temporada 1967-1968, pero nos quedamos sin ascender a Tercera porque ese año se creó la “Preferente” en la que quedamos integrados.

Finalmente la temporada 1983-1984 alcanzamos la Tercera División y en 1986-1987 la Segunda “B” donde permanecimos hasta la temporada 1990-1991 en que descendimos, militando en esta categoría hasta la campaña 2002-2003 en que bajamos a la “División de Honor Territorial” (nueva denominación de la “Preferente”) donde permanecimos una sola temporada, pues la 2004-2005 jugamos ya en Tercera y en Segunda “B” la 2005-2006, al término de la cual regresamos nuevamente a Tercera.

Nuestro Club cuenta con numerosos equipos en categorías inferiores (juveniles, cadetes, etc) y sigue siendo una importante cantera para los equipos de categorías superiores. Toda esta brillante historia de nuestro primer club de fútbol y su actual desenvolvimiento son posibles por el amor que por él han sentido, y sienten, muchos durangueses que, siempre de forma desinteresada y altruista, han trabajado y lo siguen haciendo en su favor.

A quienes estén interesados en conocer en detalle nuestra historia les recomendamos la lectura de “Sociedad Cultural Deportiva Durango (1919-1949)” de Vicente Zavala y “Bodas de Diamante de la Sociedad Cultural Deportiva Durango” de Ignacio Azkune, obras de las que se ha extraido la presente información.


por Fco. Javier Sagastizabal